miércoles, 30 de enero de 2008

COMO RECIBIR EL TESTIMONIO

COMO RECIBIR EL TESTIMONIO:

No todos los testigos requeridos por el instructor aportan datos relevantes para la investigación, por eso debe tener criterio para poder diferenciar los testimonios irrelevantes de los importantes.
Es conveniente que el instructor adopte una actitud neutral durante el interrogatorio al testigo, cuyo único interés sea la búsqueda de la verdad. Debe actuar con calma, dominando en todo momento la situación, ubicado a la altura de su interlocutor, atento y tolerante.
Es preciso que el instructor tenga pleno conocimiento de los hechos sobre los cuales va a preguntar al testigo, también del lugar donde ocurrió el mismo.

PLANIFICANDO EL ACTO:

El instructor puede planificar la diligencia realizando un cuestionario previo para no dejar librado al azar ningún detalle y no olvidarse de nada. También debe evitar citar a muchas personas para el mismo día, el apuro para desocupar al testigo porque otro está esperando puede ocasionar interrogatorios superficiales y omitir datos importantes para la búsqueda de la verdad.
No hay muchas opciones para elegir el lugar donde se va a atender al testigo, ya que cada instructor tiene asignada una oficina en la dependencia, pero se puede procurar dotar a la oficina de privacidad y orden.
Los instructores se encuentran con diferentes actitudes en los testigos y debe estar preparado para tratar adecuadamente a cada uno de ellas. Desde aquel que miente para perjudicar o beneficiar a alguna de las partes, el mentiroso fantasioso que exagera lo que sabe, el charlatán que se va por las ramas y habla de todo menos del hecho sobre el cual es interrogado, el desmemoriado que no puede precisar los hechos, el que no sabe nada, o el que se las sabe todo, desfilarán delante del instructor, quien debe actuar con criterio para manejar la situación y llegar a buen puerto.

TIPOS DE PREGUNGAS: La declaración testimonial es manejada básicamente a través de un interrogatorio, en el cual tenemos la posibilidad de manejar diversos tipos de preguntas.

1. PREGUNTAS DIRECTAS: Son las mas convenientes, pues exigen al testigo una contestación narrativa, elaborada por él mismo, con mucha información en su contenido. Por ejemplo, si el instructor pregunta “¿qué hizo anoche?, obligará a una respuesta informativa detallada.
2. PREGUNTAS CAPCIOSAS: Son aquellas que sugieren las respuestas y tienden a impulsar al testigo a dar una respuesta que él cree el instructor desea oir. Generalmente el testigo no aporta detalles en su respuesta, pues se limita a afirmar o negar lo que le dice el instructor. Volviendo al ejemplo anterior, si el instructor la dice “¿Fue Ud. anoche a la casa de la víctima?”, “Ud. no fue anoche a la casa de la víctima?”, “¿Ud. si fue anoche a la casa de la víctima?”, todas estas preguntas sugieren una respuesta al testigo y solo deben ser usadas como un recurso o estrategia de verificación de datos y no como un hábito de interrogatorio.
3. PREGUNTAS COMPUESTAS: Consiste en realizar dos o mas preguntas a la vez. Son fáciles de evadir por el testigo y a veces difíciles de entender. Pueden confundir al testigo y obtener información confusa de él.
4. PREGUNTAS DE REFUERZO: Para profundizar o tener certeza de alguna manifestación previa del testigo, se puede preguntar lo mismo de diferente manera o pedirle que profundice o especifique algún punto de lo que ha declarado.
5. Las preguntas deben ser precisas, breves, claras, sin emplear acusaciones, acosos, coacciones, amenazas ni promesas.
6. EVITE DAR DEMASIADA INFORMACIÓN AL TESTIGO: Durante el interrogatorio no es conveniente darle información del hecho ni de los dichos de otras personas al testigo, si está predispuesto a mentir, inventar u ocular algo, le facilitaremos la tarea. Es preferible que el testigo exponga los hechos que tiene conocimiento y al final del acta, realizar preguntas de refuerzo o aclaración de sus dichos.
7. EL INSTRUCTOR DEBE ADECUARSE AL NIVEL CULTURAL DEL TESTIGO: Va a encontrarse con personas de diferentes niveles sociales y económicos, debe estar preparado para ponerse a la altura de ellos.
8. BUSQUE LA RAZÓN DE LOS DICHOS DEL TESTIGO: No se conforme con conocer “que” sabe el testigo, sino también busque “como” lo sabe.